Necesidad

Actualmente se considera no rentable la reclamación de siniestros pequeños y medianos, al ser las cantidades reclamadas pequeñas en relación a las posibles minutas de los peritos, por lo que las Compañías de Seguros se han aprovechado históricamente de esta indefensión.

 

Con la crisis, se ha visto aumentada la tendencia de las Compañías de Seguros a rechazar siniestros o indemnizar menos de lo que  que deberían.